Aquí no hay quien viva: 2x7

Érase una huelga

Una subida de tensión hace que los vecinos pierdan algunos de sus electrodomésticos. Juan les dice que no deben preocuparse porque les tienen que pagar los desperfectos. Emilio cada vez está más agobiado por su relación con Rocío y su hijo. Por último, Mauri decide darle una sorpresa a Fernando y presentarse en Londres sin avisar, pero la sorpresa se la llevará él.

Aquí no hay quien viva: 2×7
May. 12, 2004

Deja un comentario

Nombre *
Añadir un nombre para mostrar
Correo electrónico *
Tu correo electrónico no será publicado
Sitio Web