Aquí no hay quien viva: 2x8

Érase un piso en venta

A Emilio le ha salido un trabajo de portero en una finca de lujo, en donde le pagan el doble, y no duda ni un momento en abandonar a sus queridos vecinos. Concha decide poner en venta el piso que tiene alquilado a Alicia y Belén. Belén, que ya se ve sin casa, se ofrece como nueva portera del edificio. Mauri tiene destrozada la espalda de dormir en el sillón y Bea le propone compartir la cama.

Aquí no hay quien viva: 2×8
May. 19, 2004

Deja un comentario

Nombre *
Añadir un nombre para mostrar
Correo electrónico *
Tu correo electrónico no será publicado
Sitio Web