Aquí no hay quien viva: 3x21

Érase un premio

Lucía y Belén consiguen trabajo de cajeras en un supermercado. Se enteran de un sorteo de aceitunas y convocan una junta para ponerse de acuerdo, y así, comprar todas las latas. Roberto, agobiado por sus problemas de alopecia y esperma de mala calidad, decide ponerse en forma. Y, por último, Mauri le encarga a un becario de su periódico que investigue la fecha de la boda entre Diego y Abel.

Aquí no hay quien viva: 3×21
Mar. 16, 2005

Deja un comentario

Nombre *
Añadir un nombre para mostrar
Correo electrónico *
Tu correo electrónico no será publicado
Sitio Web