Aquí no hay quien viva: 3x9

Érase un desalojo

La fachada del edificio aparece una mañana pintada con grafitis firmados por un tal Tornado. Vicenta pasa a ser presidenta en funciones, y Andrés consigue convencerla a ella, a Marisa y a Concha para contratar a unos chapuzas. Tras el fracaso del restaurante, Lucía está deprimida y se encierra en casa. A Bea la despiden de la clínica veterinaria. Alicia conoce al padre de Carlos y le gusta.

Aquí no hay quien viva: 3×9
Dec. 01, 2004

Deja un comentario

Nombre *
Añadir un nombre para mostrar
Correo electrónico *
Tu correo electrónico no será publicado
Sitio Web