Aquí no hay quien viva: 4x4

Érase una sequía

Debido a la sequía, el Ayuntamiento de la ciudad ha restringido el suministro de agua a solo cinco horas al día. Emilio consigue trabajo por las noches de agente de seguridad en un centro comercial y lo oculta a los vecinos. Por su parte, Belén está harta de estar sola. Entretanto, Lucía sigue sin conseguir que Yago le dedique toda su atención.

Aquí no hay quien viva: 4×4
Nov. 30, 2005

Deja un comentario

Nombre *
Añadir un nombre para mostrar
Correo electrónico *
Tu correo electrónico no será publicado
Sitio Web